Siempre hay una excusa para compartir nuestra cerveza

Bienvenidos a nuestro sitio Epulafquen donde compartimos nuestras dos pasiones: hacer la cerveza que nos gusta y compartirla con nuestros amigos.

Nuestra Cerveza

El secreto no está en la materia prima ni en la receta. El secreto está en la pasión que le ponemos cuando hacemos nuestra cerveza. las variedades son: Golden Ale, Pale Ale, India Pale Ale y Stout. Y en verano la Weisbier va como piña!

CONOCELAS

Next

Nuestro Patio

La excusa era hacer la cerveza pero necesitábamos un lugar donde compartirla con amigos. Así nace el patio: un lugra para compartir cerveza, rica comida, amigos, risas, música en vivo y demases

Next

Allá por 1998, en Buenos Aires ya cocinaba “su” cerveza en cacerolas para tomar con amigos. En 1995 le compra el terreno a un amigo sin saber cómo era (ni por fotos lo conocía, confiaba en su amigo). En el verano de 1999 viene a vivirse a Villa La Angostura. Al principio instala su carpa donde hoy está el patio cervecero. De a poco empieza a tomar forma la idea en la cabeza de lo que se iba a proyectar en el lugar. Se suma la Polaca (Mariana) al campamento (puro amor). Empiezan a hacer cerveza para la Fiesta Nacional de los Jardines donde el éxito los alienta a seguir por la senda de la cebada y el lúpulo. En este punto la idea comienza a tomar más cuerpo. Y como es sabido que cada pueblo se identifica por su propia cerveza, por qué no darle a Villa La Angostura su propia Cerveza. En 2001 comienzan a producirse y a envasarse la cerveza artesanal con marca Epulafquen en sus tres variantes: Golden Ale, Pale Ale y Stout. Así nace la primera cerveza artesanal de Villa La Angostura. En 2008, con los restos de un viejo y enorme Coihue que habitaba el predio, comienzan a construir el Patio Cervecero. El 28 de Diciembre de 2009 se festeja la primera fiesta del Patio Cervecero (pregunten por anécdotas). Después del volcán Puyehue viene la explosión Epulafquen. En 2012 se obtiene la licencia para la venta a nivel nacional. En 2013 se agranda el patio cervecero y se agranda la fábrica. Hoy las dos pasiones iniciales siguen intactas: hacer la cerveza que nos gusta y compartirla con amigos.